centre_recuperacio_aus

En primer lugar tiene que ser recogida con mucho cuidado, procurando no hacerle daño y que ella tampoco nos lo haga a nosostros, sobre todo con el pico y las garras. La mejor solución es cubrirla con una toalla, anorak o similar, y ponerla dentro de una caja, con los correspondientes agujeros para que pueda respirar. A continuación se tendría que llevar a un sitio tranquilo y oscuro. No se le tiene que dar comida.

En España, todas las comunidades tienen “centros de recogida de fauna salvaje”. Podéis consultar las páginas

Vida Silvestre Iberica

Grefa (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat

En el caso de Catalunya se puede llamar al teléfono 935740036 del servicio de agentes rurales que lo pasaran a recoger, o bien llevarlo al centro de recuperación más cercano:

CENTRO DE RECUPERACIÓN DE AVES DE TORREFERRUSSA

Crta. Sabadell / Sta. Perpètua Km 4,5

08130 Sta. Perpètua de Mogoda (Barcelona) – Tel.- 935600052

CENTRO DE RECUPERACIÓN DE AVES DE VALLCALENT

Camí de Vallcalent, 63

25003 Lleida – Tel.- 973267990

CENTRO DE RECUPERACIÓN DE AVES DEL PARC NATURAL DELS AIGUAMOLLS DE L’EMPORDÀ

Mas del Cortalet – 17486 Castelló d’Empúries (Girona)

Tel.- 972454222

CENTRO DE RECUPERACIÓN DE AVES DEL PARC NATURAL DEL DELTA DE L’EBRE

Plaça 20 de maig s/n

43580 Deltebre (Tarragona) – Tel.- 977489511

Estos centros pertenecen al Departament de Medi ambient de la Generalitat de Catalunya. Disponen de todo lo necesario su recuperación, y a ser posible se encargan de una posterior reintroducción.

En el caso de que no os fuera posible ninguna de las dos opciones anteriores, pueden traerlo a Cim d’Àligues, y nosotros lo derivaremos al Centro de Recuperación de Torreferrussa.

Peligros

Evidentemente las causas de sus muertes son muy variadas y particulares de cada región, siendo las más importantes las siguientes:

• Caza directa, sobre todo con arma de fuego, pero también destruyendo nidos y capturándolas con trampas.

• Destrucción del hábitat, a través de grandes obras de infraestructura, modificación del uso del terreno y deforestaciones agresivas.

• Productos químicos, los insecticidas utilizados alegremente en la agricultura como el DDT y los Organoclorados.

• Muertes indirectas, como las producidas por las colisiones con los miles de kilometros de cables de corriente, o las producidas por descargas eléctricas al posarse las aves en los cables demasiado juntos. Envenenadas, ya que en muchos cotos de caza se sigue utilizando veneno para reducir la presión de algunos depredadores como, zorros, gatos y mustélidos. Y estos al morirse son a su vez comidos sobre todo por las aves carroñeras.